Fuente: Revista En Obra.co              Imagen: Alexánder Sánchez

El aumento de la población implica la construcción de nuevas vivendas, por lo que diferentes entidades quieren apostar por opciones viables y sostenibles.

Medellín y su área metropolitana comenzaron la implementación de la Política Pública de Construcción Sostenible, la cual cuenta con medidas para aportar al mejoramiento del ambiente.

En entrevista con El Colombiano, el gerente de Camacol, Eduardo Loaiza, indicó que entre las medidas que se tomarán van a sustituir el parque automotor de volquetas viejas y crearán un fondo para que el dinero que los constructores pagan en compensación para siembra de árboles sea gastado en esto y no en otros frentes, como ha sucedido en varias ocasiones.

Así mismo, José Antonio Pinzón, subdirector de Vivienda del Departamento Nacional de Planeación, indicó que en Colombia solo Medellín cuenta con este acuerdo. “Esta ciudad es pionera, porque aborda el tema de manera integral, desde lo ambiental, lo social y lo económico”.

Para llevar a cabo esta iniciativa, el Programa de las Naciones Unidas (Pnuma) aporta $500 millones de pesos para la implementación de la primera fase, mientras que el área metropolitana del valle de Aburrá y Camacol aportan $300 millones.